Preparativos para el parto que NO necesitas

Es habitual que en las páginas especializadas en maternidad se alerte acerca de determinados preparativos “indispensables” para cuando llegue el bebé. Un nacimiento siempre es una nueva aventura y no es de extrañar que nos encontremos con que empleamos días y días en preparar el feliz momento del nacimiento. En primer lugar, ¡Respira hondo! Otras con mucho menos, como nuestras madres, lo hicieron genial y, aunque la planificación está bien, tampoco es necesario que nos obsesionemos con detalles que también se pueden hacer en los días posteriores al parto.

preparativos para el bebe que no necesitas

4 preparativos para el parto que NO necesitas

  1. Elegir pediatra antes del nacimiento: Este es uno de los preparativos para el parto que NO necesitas en absoluto. A no ser que, fortuitamente, por cuestiones de parentesco sepas “de primera mano” de algún buen profesional no es necesario que inviertas los días antes del parto en encontrar un pediatra.
  2. Llamar a todos los números de la agenda: Con las redes sociales, está todo solucionado y, a fin de cuentas, no es necesario que se haga todo un evento multitudinario de dar a luz. La familia y los amigos cercanos siempre están ahí se enteran de la feliz noticia.
  3. Preparar la alimentación para un mes: Está bien que seamos previsoras pero, en ocasiones, nos pasamos. Este es uno de ellos. ¿Crees qué no estarás rodeada de personas que te apoyarán en todo momento?¿Crees qué tú misma o tu pareja no podréis ir a la compra? La vida no cambia tanto con un bebé en lo cotidiano.
  4. Comprar más ropa de la cuenta: Este es un fetiche de las madres primerizas; comprar más ropita de bebé de la que van a poder ponerle al pequeño antes de que cambie de talla. ¡Contrólate!