Razones para mantener la independencia con tu bebé

Especialmente si eres mamá primeriza habrás advertido que la necesidad de independencia de tu bebé parece no existir. Ofrecer apego y cariño desde la cuna aporta numerosos beneficios a la autoestima y seguridad del futuro niño pero, ¿Y el exceso de apego? Te damos 5 razones para mantener la independencia con respecto a tu bebé.

El apego en el término medio entre mamá y bebé

 

Independencia en el bebé

Hay muchas teorías al respecto pero la experiencia de madres y padres casi siempre es similar; progenitores que pasan noches en vela cuando son primerizos, “educan” a sus consiguientes hijos en una mayor independencia. Por supuesto, la afectividad es imprescindible y el apego también. El cariño que los padres pueden ofrecer a los padres no está relacionado con la permisividad o con responder a cada uno de los llantos del pequeño sino con crear un aura protectora desde su más tierna infancia, un entorno coherente en el que sepa que tiene una seguridad.

Otras Razones para mantener la independencia con tu bebé

El riesgo que supone, no obstante,un hiperapego por parte de los padres es la ineptitud de los bebés para encarar el fracaso, para actuar y para decidir por sí mismos. Es cierto que sería ideal que el niño se criara en un entorno “entre algodones” para, después, vivir en una sociedad idílica en la que no existieran las malas intenciones, pero la realidad es que vivimos en una sociedad en la cual la independencia es primordial así como la resolución de conflictos.