Stop estrés mamá primeriza

Las mamás primerizas suelen aguantar mucha presión sobre sus espaldas justamente porque se deben enfrentar a un nuevo desafío. Con estos trucos para decir stop estrés mamá primeriza encontraremos algunos interesantes consejos y recomendaciones que podrán aligerar la carga de ser mamá, que no es para nada insignificante. Comienza a disfrutar de tu maternidad desde bien pronto y descubre con qué facilidad se puede sacar el máximo partido posible de cualquier situación por la que estemos pasando siendo mamás primerizas.

stop estrés mamás primerizas

Stop estrés mamá primeriza

La primera de todas las recomendaciones es; ¡Respira hondo! Nadie nace teniendo un hijo y tú no tienes que ser la madre del año. De hecho, el estrés puede conllevar rechazo hacia el bebé o síndromes postparto así que aparta las ideas negativas de tu cabeza y sé positiva. Segundo, ¡Delega! Normalmente las mamás primerizas quieren demostrar que pueden hacerlo todo solas. y no es así. Además, en el caso de que haya papá u otra mamá ellos deberán asumir el 50% del cuidado y atención por lo que esto no es una tarea únicamente para ti.

En tercer lugar y no menos importante, ¡Busca  tiempo para ti! Parece una locura pero si no dejas al otro progenitor que asuma responsabilidades, conseguirás un efecto perverso. Por una parte, el bebé solamente te requerirá a ti y, por otra, será posible hallar innumerables ventajas de sacar tiempo para ti ya que esta es verdaderamente la única manera de afrontar la maternidad, consiguiendo hallar el equilibrio entre tu “yo personal” y esa nueva vida que ahora requiere una gran parte de tu atención.