Alimentación para tu bebé durante el primer año

Durante el primer año de vida se sientan las primeras bases en lo que a nutrición se refiere. Los más pequeños suelen ir adquiriendo hábitos a partir de estos primeros meses y es muy difícil cambiarlos. Aunque algunos expertos recomiendan que se comiencen a ingerir determinados alimentos a partir de los 2 o 3 años, lo más importante es conocer las potenciales alergias a gluten o lactosa que se puedan desarrollar y elaborar una dieta dentro de las prescripciones que te facilitamos a continuación.

alimentación bebés primer año

Alimentación para tu bebé durante el primer año

Existe una especie de decálogo de “las buenas maneras” cuando se inicia al bebé en la variedad de alimentación, más allá de la leche materna. Es recomendable iniciar el proceso entre los 4 y 6 meses ya que es cuando comienza a ser propenso a ello. El primer paso consiste en la manera de introducir los alimentos de forma gradual. Una regla de oro no escrita para las mamás primerizas es que los alimentos que el bebé vaya a ingerir sean frescos o recién hechos. Esto es imprescindible en término de apetencia ya que los más pequeños son muy sensibles a los nuevos sabores y los registran fácilmente en su memoria como dañinos o beneficiosos.

Por meses:

  • A los 4 meses, las frutas pueden ser introducidas sin problemas.
  • A los 6 meses, la carne (pollo o pavo principalmente)
  • A los 8 meses, pescado.
  • A los 9 meses, huevos.

Además de esto, pasados los seis meses, se le puede añadir otras opciones como el yogur, siendo muy recomendable para mezclar con otros alimentos. Como último consejo, el gluten debe ser añadido en pequeñas cantidades para que se pueda conocer la condición de tolerante o no al gluten.

Vitaminas para los bebés menores de 1 año

 Una lista de las vitaminas que son imprescindibles para los más pequeños, para su crecimiento en perfectas condiciones. Tu bebé crecerá fuerte y sano con que tan solo unas pocas recomendaciones aparte de los reconocidos beneficios que tiene la leche materna por su alto contenido en proteínas.

 Vitaminas alimentación para bebés

Vitaminas alimentación para bebés

Alimentación complementaria para menores de un año

Aunque la leche materna es, prácticamente, indispensable hasta los 6 meses y puede alimentarse a un bebé sin complementos, a partir de esta edad es habitual complementar la alimentación con productos no lácteos. A este respecto, las papillas de frutas son la principal fuente de vitaminas imprescindibles para los menores de 1 año. Entre estas, merece la pena tener en cuenta lo cítricos que disponen del grupo C o los plátanos, dotados de varias vitaminas del grupo A. También se tiene que poner hincapié en el grupo B, que es idóneo para el mantenimiento de los huesos.

Salvo los niños con antecendentes celiacos en la familia, sería indispensable introducir cereales con gluten tales como trigo o avena. También es interesante que el pequeño vaya comiendo legumbres, huevos y pescado. Las carnes solo son aptas a partir de los dos años debido a que la metabolización y digestión de estos productos es mucho más lenta y, siendo tan pequeños, los bebés pueden sufrir de gases o flatulencias.

Suplementos vitamínicos para solo lactantes

Si el niño solamente se alimenta de leche materna, es necesario complementar esta alimentación con vitaminas como hierro en cantidades de 1 mg por kilo de peso al día a partir de los cuatro meses de vida – en ocasiones, a los tres meses ya es necesario el suplemento -, también la vitamina D es una de las Vitaminas para los bebés menores de 1 año para el bebé, incluso durante los primeros meses de vida ya que esta es la vitamina que hace las veces de puente en la síntesis del calcio y el paso hacia los huesos.

Imagen Cortesía de Nabeel Hyatt

Horarios ideales para la alimentación de tu bebé

Alimentación para bebés

Alimentación para bebés

No es ningún secreto que los más pequeños requieren de un horario diario que se repita constantemente. La ausencia de rutina en tu bebé puede acarrear graves complicaciones en su desarrollo como alteraciones en el sueño u horarios insólitos – se han dado casos en los cuáles los niños presentaban un horario invertido a causa de los hábitos alimentarios y de sueño -. Para que evites que la alimentación de tu bebé influya negativamente en estos aspectos te dejamos unos tips de horarios ideales.

Recién nacidos

Los bebés que tienen que ser amamantados tienen unas necesidades especiales en cuanto a alimentación. Si se alimenta con leche materna, lo habitual es que se den hasta 12 tomas al día, siendo mayor el número de tomas cuanto menor sea la talla y peso del bebé. Esta cantidad se va reduciendo a medida que pasan los meses y no es hasta los 6 meses que se complementa la alimentación materna con complementos como potitos.

Desde que el recién nacido tiene 1 mes hasta los 3 meses se dan unas seis u ocho tomas al días y esto se reduce entre los 3 y 6 meses a cinco tomas, más similar a la alimentación habitual del adulto con cinco comidas diarias. Como se ha destacado anteriormente es importante destetar al niño progresivamente a partir del sexto mes.

Crear hábitos de alimentación desde bebés

Es muy importante que, aunque el pequeño no quiera ser amamantado o tenga unos horarios caóticos, se trate de crear una rutina de alimentación cada tres o cuatro horas. Las consecuencias de que no se lleven los Horarios ideales para la alimentación de tu bebé es que, en el caso de que se alimente en exceso, padezca obesidad y problemas renales debido a la inmadurez de los procesos del riñón. Si lo que sucediera fuera todo lo contrario, lo más habitual es que se dé una malnutrición que desemboque en problemas como hipoglucemia.

 

 

Imagen cortesía de Sanutri Alimentación Infantil

Alimentación para bebé

Por fin hemos encontrado una web donde comprar las mejores papillas y leches de fórmula para nuestro bebé. Varios pediatras nos han informado sobre las mejores marcas de alimentación, y la que creemos que es más adecuada es la marca Holle, parece ser que utilizan los mejores ingredientes, y sin aditivos peligrosos, es decir, su producción es mediante productos ecológicos.

Si queremos cuidar a nuestros hijos desde pequeños lo mejor que podemos hacer es proteger su organismo desde sus edades más tempranas, y si cuando crecen los seguimos cuidando y ellos se cuidan, seguro que podrán evitar muchas enfermedades que hoy por hoy son muy peligrosas.

¡Ah! Se me olvidaba, los hemos comprado en Mundo Ecológico, una tienda online especializada en productos ecologicos, consultad su sección de Holle.

Holle