Psicología: ¿Eres una mamá moderna?

Las tendencias actuales apuntan hacia un modelo de mujer que dista mucho del que existía en un pasado entre nuestras madres y abuelas. Se trata de mujeres poderosas, verdaderas hembras alfa que concilian la vida familiar con la laboral de una manera virtuosa. Normalmente, trabajan fuera de casa y cuidan de los hijos en combinación con su compañero. Muchas de ellas han recurrido a empleados del hogar para poder sufragar esos inconvenientes clásicos que se dan cuando se tiene que atender el hogar y el trabajo. Asimismo, también suelen solicitar ayuda a los tan recurridos abuelos y a la guardería durante el tiempo que emplean en el trabajo. Se trata de supermujeres que han aprendido a encontrar un equilibrio dónde muchas otras hubieran desistido. ¿Eres una mamá moderna?

¿Eres una mamá moderna?

Psicología: ¿Eres una mamá moderna?

  1. Mi mamá dice...: Hasta hace un par de generaciones, no era poco común advertir que los niños y jóvenes sentían una predilección posesiva por su madre pero que la figura de autoridad era el padre. Todos hemos dicho en algún momento de nuestras vidas; “me lo ha dicho mi padre”. Pues bien, la mujer moderna suele ser un modelo de imitación principal en el que el niño o niña se fija desde su más tierna infancia.
  2. En busca del éxito personal: Una mujer moderna desea tener éxito a nivel personal y, aunque tener hijos ya es un éxito por sí mismo, desea igualmente triunfar en su carrera o en sus pasiones personales.
  3. Inteligencia emocional 10: Ese es un punto importante ya que la mujer moderna es consciente de sus capacidades, de pedir ayuda y delegar, de ser asertiva.
  4. Mejor sola que mal acompañada: Este punto se dice por sí mismo. La mamá moderna no necesita una figura paterna que pueda desequilibrarla a ella y a su situación con los hijos.
  5. De la madre insoportable a la madre sabia: Aunque todos queremos a nuestras madres, reconozcamos que, a ratos, se hacían insoportables, asfixiantes. Esto era en gran medida porque no tenían hobbies, ni pasiones más allá de nuestra crianza. Los más pequeños también necesitan aprender que la independencia es indispensable.