5 Recuerdos extravagantes (y tiernos) de tu parto

 Cordones umbilicales, sangre, el llanto grabado del pequeño, la lísta de los recuerdos extravagantes y también tiernos de tu parto es interminable, tanto como la creatividad de los padres que deciden inmortaizar este feliz momento de las maneras menos ortodoxas. Te contamos algunas de ellas y, ¿Quién sabe? Puede que te animes a ser una mamá freak.

El nacimiento de tu hijo, ¿Un momento único? 5 Recuerdos extravagantes (y tiernos) de tu parto

  1. Sangre en un relicario: Un colgante con un relicario con sangre es un recuerdo para toda la vida.
  2. Cordón umbilical: Es uno de los recuerdos de los famosos y no son pocos los que lo guardan después del parto como seña de identidad de lo que unió a la mamá y al hijo.
  3. Primer llanto como tono de móvil: Una manera sencilla de guardar el primer momento del bebé. Seguramente este recuerdo será ideal para él.
  4. Cortometraje del nacimiento de tu hijo: Quienes estén dotados de facilidad para las artes visuales podrán tener uno de los recuerdos que más ternura podrán despertar.
  5. Nacimiento en casa con toda la familia: Esta es una de esas maneras, muy victorianas, de regresar al pasado. A algunos padres no les gusta la sola idea de que su hijo nazca en un entorno como el de un hospital. Es por ello que contratan a una matrona a domicilio y preparan el nacimiento en el hogar acompañados de los que más quiere para preparar, después, una siesta. No sabemos cómo será para el descanso de la madre pero desde luego que es uno de los recuerdos más extravagants y tiernos de un parto.