Detección precoz del síndrome de asperger en bebés

El síndrome de Asperger ya no es como era antaño y se trata de una elección que está basada en una alteración genética que aún se desconoce, al menos eso afirma la ciencia. Lo cierto es que estos niños se encuentran con muchos inconvenientes a lo largo de su vida debido a que sus habilidades sociales quedan truncadas por la imposibilidad de sentir empatía por los demás de una manera natural, entre otras cuestiones. Aunque muchos de ellos son más inteligentes que la media de los mortales y cuentan con numerosas opciones que están relacionadas principalmente con la posibilidad de disponer de toda clase de recursos, en otros casos resultará imposible detallar todas las cuestiones asociadas. 

detección precoz del síndrome de asperger

Detección precoz del síndrome de asperger en bebés

¿Cómo detectar de manera precoz el síndrome de asperger en bebés de menos de 3 años? Para muchos padres resulta complicado y la medicina aún se encuentra “en pañales” en lo que a espectro autista se refiere. Es por ello que contamos algunos síntomas precoces:

  • Lenguaje corporal inusual: Los niños con síndrome de Asperger tienen una dificultad agregada desde el mismo momento en el que se cuenta con que su lenguaje corporal es inusual. Descubrimos que todas las opciones irán encaminadas a poder lograr toda clase de opciones.
  • Inexpresividad o incocherencia entre acción del interlocutor y su reacción: En el caso de que se esté buscando todo aquello que se encuentre relacionado con la acción y reacción se deberá acceder de una manera práctica a todo lo que esté vinculado al hecho de poder descubrir las mejores elecciones, a tener en cuenta desde el momento en el que se estén buscando las máximas propuestas.
  • Dificultad para hablar a partir de los 2 años: Es uno de los problemas principales.
  • Falta de contacto visual: El más evidente. No es natural que un niño no mire a los ojos. Si esto persiste hasta los 3 años se deberá consultar.
  • No responden socialmente: No les interesan el resto de los niños.